lunes, 21 de abril de 2008

Patético consuelo

Lo único reconfortante de un mal día es que, en comparación, por más mediocre que sea, el siguiente será mejor... o bien, animarte... porque podrías estar peor.

1 comentario:

Dimitri dijo...

Funciona?

No sé, a mí jamás me sirvió eso como consuelo.
O prefiero pensar que todo podría ser peor pero yo estoy viviendo desde mi lugar o me super aliento diciendo "ea, bien! porque sí, s epuede hacer mejor, pero vos sólo podés conocer lo que hacés desde tu lugar"

En fin, trato de apañarme.